masaje terapéutico

Masaje: una herramienta para aliviar el dolor

 

Sirve para tratar y prevenir malestar o dolencias, como para darse un respiro tras un día, una semana.. meses… de acumulo tensional. El masaje alivia o a hace desaparecer la tensión muscular, por alteraciones posturales; tratar la falta de tono muscular hipertónica.

Mejora el funcionamiento de las articulaciones, aumenta el riego sanguíneo y, favorecen los movimientos peristálticos del colon. Se incrementa el drenaje de fluidos (linfa y sangre), optimizando el funcionamiento de los órganos y, el transporte de oxígeno en la sangre, fundamental para restaurar la función.

masaje terepeutico· Terapéutico:

Técnica que consiste en una serie de maniobras manuales dirigidas a tratar las molestias o lesiones que previamente han sido diagnosticadas por un médico. Este masaje se emplea para mejorar la función circulatoria, recuperar la movilidad restringida entre tejidos dañados, aliviar y reducir el dolor y proporcionar relajación y bienestar.

 

 

masaje deportivo· Deportivo:

Este masaje físico manual ayuda a mejorar el rendimiento y cuidado de los deportistas. Se aplica con la finalidad de poner en forma el y prevenir o evitar lesiones así como acelerar la rehabilitación de las mismas.

 

Beneficios de los masajes

Es anti estrés, alivia el estrés emocional, descontractura y relaja los músculos, ya que aumenta la circulación de la sangre, eliminando los productos de desecho acumulados en el torrente sanguíneo. A nivel del aparato circulatorio, reduce el ritmo cardíaco y disminuye la presión sanguínea. La persona experimenta una sensación de calma y tranquilidad.

Disminuye los dolores, al mejorar la circulación de la sangre los nutrientes y el oxígeno llegan con más rapidez a las zonas necesitadas. Reduce la inflamación y mejora la cicatrización de las heridas. El contacto de la mano del especialista con nuestro cuerpo otorga confort, también regula y alivia la tensión psico-física.

Otorga mayor elasticidad a la piel, ésta se vuelve tersa y suave. En el sistema digestivo aumentan las secreciones gástricas, mejorando problemas estomacales e intestinales. Fortalece el sistema inmunológico, al haber mejor y mayor circulación de sangre en el organismo, lo desintoxica y gracias a ello puede hacerle frente con mayor eficacia a las enfermedades.