Readaptación

¿En que consiste la readaptación? La importacia de la readaptación tras una lesión

Tras una lesión es necesario un tratamiento. Sin embargo, al recuperarse de la lesión, no hay que olvidar la importancia de la readaptación al esfuerzo en deportistas.

Esto no es más que preparar a la persona una vez que se ha recuperado de su lesión; es decir, ya no hay dolor, o se ha reducido de forma considerable, al igual que la inestabilidad, falta de fuerza… Pero la persona necesita un entrenamiento específico para preparar a su cuerpo, en especial a la zona lesionada, para volver a realizar esfuerzo como el que supone la actividad deportiva.

[ File # csp7475882, License # 1772593 ] Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php) (c) Can Stock Photo Inc. / Eraxion

[ File # csp7475882, License # 1772593 ]
Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php)
(c) Can Stock Photo Inc. / Eraxion

¿En qué consiste la readaptación al esfuerzo después de una lesión?

Es el entrenamiento específico, adaptado a las necesidades de la persona, para volver a realizar la actividad física o ejercicio que necesite. La readaptación es importante en para asegurar la buena recuperación y prevenir lesiones similares y recaídas.

Sin embargo no deja de ser importante en otro tipo de lesiones. La readaptación lo que busca es preparar a la persona para el esfuerzo físico que va a desarrollar, para que la zona lesionada esté protegida frente a agresiones similares a las que provocaron la lesión.

En la readaptación trabajamos los siguientes conceptos:

  • Propiocepción: Se transfiere a través del Sistema Nervioso Central dando instrucciones al músculo de cómo contraerse, al ligamento de cómo hacer un buen sostén entre huesos y a toda la cápsula articular para resistir cualquier tracción, torsión, vibración o golpe. De este modo nuestro movimiento es más coherente y eficaz. Si no es así todo este entramado nervioso nos va a avisar de que algo no anda bien cuando corremos o hacemos cualquier movimiento. Y el aviso suele ser en forma de dolor, con una respuesta por parte de los mecanorreceptores “nociceptivos” que son los que transmiten esta “sensación desagradable”.
  • Preparación de tejido conectivo. Preparamos nuestras estructuras para el esfuerzo que vamos a desarrollar en nuestra actividad. Es importante que tendones estén preparados para no sufrir más lesiones
  • Desequilibrios musculares: Corrección de los desequilibrios musculares que nos han podido producir una lesión. La mayoría de lesiones vienen provocadas por estos desequilibrios. Estos son corregibles y nosotros te ayudamos a ello.

Readaptación: no solo en deportistas

Pero si en vez de un deportista federado eres una persona que hace ejercicio de forma amateur, ocasional, o bien te has hecho una lesión en una actividad diferente al ejercicio físico (en el trabajo, o una caída en casa…) también es importante la readaptación al esfuerzo, para garantizar la buena recuperación y menor riesgo de volver a sufrir una lesión.

Lesiones de espalda (dolor, contractura…), lesiones del tendón (por esfuerzo en profesiones como jardineros, o tareas del hogar…), o personas que se lesionan haciendo ejercicio de forma ocasional (aquel al que le gusta esquiar pero solo hace este ejercicio un par de semanas al año) deben tener en cuenta que la recuperación no termina cuando ya no duele o hay movilidad, sino que trabajar la readaptación al esfuerzo ayuda a prevenir lesiones similares y poder afrontar la actividad que provocó la lesión con menor riesgo. ¿Importante, verdad?

Por ello no hay que olvidar este tipo de entrenamiento después de sufrir una lesión, sobre todo si es haciendo ejercicio físico o deporte, pero también en otras lesiones óseas-musculares-tendinosas que pueden ocurrir en contextos diferentes al deportivo.